dra-susana-osorioComo no podía ser de otra forma tengo que empezar dando las gracias de corazón a los protagonistas de todo esto: MIS PACIENTES, gracias por haber depositado vuestra confianza en mi, compartiendo conmigo vuestras experiencias y por haberme ayudado a crecer, poco a poco, como profesional y como persona. Cada uno habéis sido un reto y el mayor de los estímulos. Os debo todo.

A científicos y humanistas, gracias por vuestra sabiduría, por investigar, trabajar y compartirlo con el resto de los mortales, sois imprescindibles.

Gracias a Gonzalo Álvarez Marañón y su libro “El arte de presentar” que me ha servido para transmitir mi experiencia y conocimientos desde el corazón. A Xavier Pirla y su libro “El arte de conseguir lo imposible”, a Nacho Muñoz que me abrió las puertas del subconsciente, ese gran desconocido y el origen de todo.

A Eva que le diste nombre y siempre mostraste un profundo interés. Ignacio Giménez-Rico, de Ranita producciones, por tu paciencia y maravillosa iluminación. A Nacho y mi hija Susana como apoyo técnico. A Cristina, lo bordaste con el color y la letra. A Carlos, que le has puesto música. A Pablo por tu asesoramiento, y a ti Jorge, que me diste ubicación.

Gracias también a mi enorme y adorada familia, mis amigos y compañeros de trabajo, porque aunque dicen que uno no es profeta en su tierra habéis creído en mi y me habéis animado y apoyado en todo momento y con paciencia habéis aguantado lo que durante meses ha sido “¡mi único tema de conversación!”.

Nacho, mi otra mitad, mi incondicional estímulo en esto y en todos los campos de mi vida, eres genial. Mis hijos Susana, Paloma, Lourdes y Nacho, todos vosotros habéis sufrido mis horas de ausencia, de trabajo, de estudio, de formación y distracción, pero siempre animándome y sin privarme de vuestras maravillosas sonrisas.

Mis padres, mi ejemplo, mis mejores consejeros. Os siento conmigo siempre.

Mi principal suministro, desde otra dimensión, Dios y Virgen María, fuente de amor incondicional.

Os quiero muchísimo a todos, gracias, gracias, gracias.